Cómo llevar jeans a la oficina y lograr un estilo profesional

Llevar jeans a la oficina solía ser un error de etiqueta bastante grande. En un ambiente de trabajo la regla general dicta que debes llevar un estilo más formal y business, justo lo que los vaqueros no son. En la mayoría de los casos las reglas ya no son tan estrictas. El estilo casual chic en particular es cada vez más el preferido por tener la formalidad deseada y dejarnos más a gusto y cómodos a la vez. Los vaqueros son una de las prendas básicas de este estilo, pero no todos son válidos. No podemos olvidar que seguimos en un ambiente de trabajo.

Para ayudarte a que tu outfit se vea siempre perfecto y adecuado, te dejamos algunos consejos sobre cómo llevar jeans a la oficina.

Cómo elegir los jeans más adecuados

1. Elige tonos oscuros

Los vaqueros con un lavado claro tienen una apariencia más informal que aquellos con tonos más oscuros. Por eso mismo, si quieres llevar jeans a la oficina debes elegir unos en azul oscuro o negros, ya que será más fácil elevarlos al nivel de formalidad casual deseado.

Su efecto adelgazante es otra de sus ventajas para que tu outfit se vea perfecto.

2. Evita el efecto lavado y los detalles rotos

Además de optar por vaqueros en tonos oscuros, debes tomar cuidado para que no tengan un efecto de lavado o detalles rotos. Puede que te quedan fenomenales y se vean muy bien, pero estos vaqueros tienen un estilo casual demasiado acentuado, por lo que debes evitar llevarlos en la oficina.

3. Lleva siempre tu talla

Llevar la talla correcta es muy importante a diario para que tu outfit se vea perfecto y favorezca las curvas de tu cuerpo. Sin embargo, en un ambiente de oficina este detalle se vuelve fundamental.

Independientemente del corte de los vaqueros, cuando su talla es más grande de lo que debería aporta una apariencia desarreglada y demasiado casual para la oficina. Por otro lado, una talla pequeña puede volverse incómoda y hasta crearte problemas de circulación si pasas demasiado tiempo sentada.

4. Elige vaqueros de tiro medio o alto

Opta por vaqueros cuyo tiro quede sobre o por encima del ombligo. Debes poder sentarte y agacharte fácil y cómodamente sin miedos a enseñar las branguitas o algo más. No está bien visto llevar jeans a la oficina que expongan tu lencería o partes íntimas.

En último caso puedes llevar vaqueros de tiro bajo, pero solo si los combinas con una túnica o blusa larga que no sea ajustada.

Cómo llevar jeans a la oficina de forma elegante y profesional

El truco para llevar jeans a la oficina sin comprometer el outfit está en combinarlos con prendas que contrasten con su casualidad.

Es decir, como los vaqueros son una prenda casual, todas las demás prendas deben tener un estilo más formal para lograr el equilibrio deseado.

Jeans con blazer

|
Esta es una de las combinaciones básicas del estilo casual chic. La formalidad y elegancia del blazer logra contrastar con la casualidad de los vaqueros para lograr un estilo más profesional.

Además, si llevas jeans oscuros puedes combinarlos con blazers de colores sin problemas y así crear diferentes outfits.

Jeans con blusa

|
Una blusa con un buen corte y una tela de calidad también es una excelente opción para aportarle formalidad al look y volverlo más elegante.

Jeans con camisa de botones

|
Mientras que las blusas son más femeninas y elegantes, las camisas de botones tienen un estilo claramente más profesional.

Sin embargo, debes llevarlas en tu talla y abrocharte los botones o el look quedará demasiado casual.

Jeans con zapatos clásicos

|
Cualquier tipo de zapatos clásicos funciona muy bien para contrastar con la casualidad de los vaqueros. Los zapatos de tacón pump son una excelente opción independientemente de su altura y, para zapatos planos, puedes optar por modelos como los Oxford, mocasines o bailarinas.

Mejor los de cuero frente a los de tejido, ya que el cuero logra aportar más formalidad al calzado.

Complementa tu outfit con accesorios sencillos y elegantes

|
Para complementar tu outfit, apuesta en accesorios sencillos y elegantes. Elige los clásicos como las perlas o joyas metálicas en dorado o plateado. También puedes llevar algunos toques de brillo, desde que estos sean sutiles y pequeños.

Un último consejo: evita camisetas estampadas y zapatillas

Como te hemos comentado, para llevar jeans a la oficina hay que crear un outfit de contrastes. O sea, como los vaqueros son casuales, las demás prendas y complementos deben ser más elegantes y formales.

Por esta razón, las camisetas y las zapatillas son algo a evitar. La única excepción son las camisetas unicolor, desde que las combines con un blazer (para convertirlas en una prenda secundaria) o con un collar o pendientes marcadores y elegantes metálicos, con perlas, brillos o piedras para crear la percepción de que la camiseta es una blusa.

Las camisetas con estampados e incluso las zapatillas con tacón tienen un estilo claramente más urbano. Cuando van combinadas con vaqueros su casualidad queda reforzada lo que vuelve el look inadecuado.

Source link